• Angela Larrubia

Mi experiencia con una app de meditación y yoga.

¿Es recomendable usar una app para prácticas de meditación o de yoga? Aquí os cuento mi experiencia al respecto.



¡¡Hola a todos!!


Quiero dedicar esta nueva entrada del blog a comentaros un descubrimiento que he hecho durante estos meses de pandemia y que me está ayudando mucho tanto desde el punto vista físico como psicológico. Se trata de una App para móvil que no conocía y que me ha “puesto en marcha” para mantener mis prácticas de yoga y meditación durante este tiempo a pesar de esa inercia hacia la pasividad que a veces tira de nosotros en esta situación tan complicada que atravesamos.


Lo primero que quiero comentaros es que, por supuesto, no tengo ningún tipo de interés concreto y mucho menos económico, sólo me anima compartir con vosotros algo que me sirve, me ayuda a mantenerme en movimiento y a dar continuidad a mis prácticas de Mindfulness.

¿Apps para meditar o practicar yoga? Puede que sí...

He de reconocer que siempre he sido partidaria de la formación y las actividades presenciales, dejando muy en segundo plano todas las posibilidades virtuales, online o como queramos llamarlas, pero éste ha sido uno de mis grandes descubrimientos en este tiempo… ¡También se descubren y aprenden cosas positivas en tiempos difíciles! Y para mí, ésta ha sido una de ellas.


¡No tenemos excusa!… Hay infinidad de opciones a nuestro alcance para poder mejorar nuestra salud y bienestar sin salir de casa (videos, clases virtuales, youtube, Apps…). En concreto, para temas de Mindfulness, existen algunas muy conocidas que no puedo dejar de mencionar y que son realmente útiles para ayudarnos a parar, a respirar y dedicarnos un momento de calma, a gestionar nuestro incansable ritmo diario, reduciendo esa sensación constante de estrés y ansiedad que a menudo nos invade.


Entre ellas están las más “indiscutibles”, como Insigth Timer (con gran cantidad de meditaciones disponibles y funcionando también como red social), Headspace (además de la App nos sorprende desde enero con programas de guía de meditación en Netflix), Intimind (también con multitud de meditaciones en español), REM volver a casa (desarrollada por Beatriz Rodríguez Vega, Psiquiatra, Jefa de sección del servicio de Psiquiatría y Salud mental del Hospital Universitario La Paz y Directora de la Escuela de Mindfulness de la UAM), Mindfulness App (con contenido en español desarrollado por Ana Arrabé, con gran experiencia en formación Mindfulness y responsable en España de la formación de profesores MBSR), y un largo etcétera. Todas ellas ya muy conocidas, realmente útiles y recomendables.

Hay muchas apps en el mercado, pero voy a comentar una que estoy usando: "Down Dog".

Pero en esta ocasión me quiero centrar en mi reciente descubrimiento, Down Dog: una aplicación menos conocida y focalizada fundamentalmente en prácticas de yoga, y adicionalmente meditaciones guiadas y también otras prácticas orientadas más específicamente hacia el sueño. Y si también te gusta alternar con ejercicios más exigentes para ponerte realmente en forma, incluye también opciones de HIIT (High Intensity Interval Training, es decir entrenamiento por intervalos de alta intensidad) y BARRE (una especie de fusión de yoga, pilates y baile).


Profundizando en las sesiones de yoga, no puedo dejar de mencionar que para mí no hay nada como mis sesiones presenciales con mi querida Sonia, a la que consideraré siempre mi maestra y con la que he practicado durante más de 15 años. Pero he de reconocer la facilidad, flexibilidad, variedad y calidad que ofrece esta aplicación.

"Down Dog" cubre prácticas de meditación, pero se centra principalmente en el yoga.

Para empezar y por supuesto, puedes comenzar tu sesión de yoga en casa o en cualquier lugar, con tu smartphone, tu ordenador, tu tablet, proyectándolo en tu TV. También puedes iniciar una sesión en más de un dispositivo simultáneamente.

Puedes hacerlo en cualquier momento que te venga bien, generando una sesión de yoga totalmente personalizada en función de lo que necesites en ese momento, más o menos larga o intensa, más dinámica, basada en posturas más tradicionales de yoga o en estiramientos, más relajante…


Para ello puedes seleccionar diversas opciones en cuanto a tipo de práctica (Hatha, práctica completa, yoga suave, restaurativo, Flow rápido, con o sin calentamiento, Yin, yoga en silla, Ashtanga, saludos al sol, yoga Nidra…). En todos estos casos puedes elegir una práctica global o enfocarte en una parte determinada de tu cuerpo según te encuentres para estirar o fortalecer espalda, columna, pecho, hombros y brazos, isquiotibiales, cadera, glúteos, cuello, pie y tobillo, cuádriceps... Todavía no he podido probar todas estas opciones, pero de momento estoy realmente sorprendida por la variedad y si así lo deseas (o necesitas), la especificidad de las sesiones, sobre todo con esto del teletrabajo, que no sé vosotros, pero yo cada día tengo un dolorcillo distinto 😊.

He visto una gran flexibilidad en cuanto a personalización, opciones, niveles de dificultad, ritmo, tipo de yoga a practicar...

En cuanto al nivel, puedes seleccionar entre 5 niveles de complejidad según tu conocimiento y experiencia de práctica, desde principiante sin conocimientos previos hasta avanzado, y además puedes combinarlo en cada caso con otras 5 opciones de velocidad/ritmo en la práctica, de forma que seguro puedes encontrar lo más apropiado para a ti, al menos así es en mi caso de momento.


Y tienes aún más posibilidades de personalización: en cuanto a la voz que quieres que te acompañe, si te gusta tener sonido de fondo y de qué tipo, la cantidad de indicaciones y explicaciones que necesitas, la duración de la relajación final, la calidad del video…

Aunque su punto fuerte es en yoga, incluye prácticas de meditación guiadas, que también son interesantes.

Parece complicado, pero es muy simple, en menús muy sencillos y amigables. Y una vez que lo tienes todo, generas la sesión con la duración que tú quieras. Hasta ahora yo las he encontrado siempre distintas, bien explicadas con voz y video de mucha calidad… ¡Vamos, que me gusta!, me siento motivada y estoy disfrutando mucho con ellas. Una práctica estupenda para el cuerpo y para la mente en estos difíciles tiempos que atravesamos y desde luego recomendable ya para siempre, con lo que se nos van a acabar las excusas…


Como comenté al principio también incluye prácticas de meditación guiada y otras orientadas específicamente a acercarte al sueño. Aquí también existe una cierta flexibilidad con opciones en cuanto a la duración, cantidad de indicaciones o silencios, incluir temas (breve charla sobre atención plena, compasión, perspectiva, paciencia…) o ceñirte a una práctica de respiración más neutra. En cuanto a meditación creo que existen otras aplicaciones más completas. Por ello, recomiendo Down Dog sobre todo por sus prácticas de yoga.

En cuanto coste y posibles ofertas, lo mejor es entrar en downdogapp.com.

Seguro que lo siguiente que os preguntáis es el precio. No puedo deciros con seguridad, porque a menudo he visto ofertas en vigor y períodos de prueba gratuitos. En concreto, en mi caso, me acogí a una oferta muy buena que salió en enero con un bono anual para todas las aplicaciones (Yoga, Meditación, Barre, HIIT, Yoga prenatal) por 16€, pero podéis entrar aquí para ver qué ofertas hay vigentes en este momento: https://www.downdogapp.com/.


Y a partir de aquí ya no tengo mucho más que decir, sólo animaros a que comencéis a moveros, a cuidaros, a haceros conscientes de que los únicos responsables de nuestra salud y bienestar somos cada uno de nosotros… y podemos hacer mucho al respecto. Esto que he comentado me sirve a mí, pero te propongo que busques la opción que más se adapte a tus gustos y necesidades y empieces ya mismo. Esta es una de las cosas que no podemos dejar para mañana.


Un fuerte abrazo y ¡¡seguimos hablando!!


Angela Larrubia Ansón - Mindfulness Vida y Salud

¡Únete al Blog y recibe nuestras noticias!

¡Gracias por unirte!