• Angela Larrubia

Mindfulness con el Sr. Spock.

El Sr. Spock, de la serie "Star Trek"... ¿Es el ejemplo perfecto del mindfulness?



Esta entrada al blog me la ha inspirado uno de mis colaboradores (bastante friki, por cierto, y lo digo con cariño cuando me lea). Se trata de utilizar un personaje famoso en la cultura popular televisión y cine, como ejemplo para ilustrar algunos de los conceptos importantes en los que se basa el Mindfulness. Probablemente, junto a Sherlock Holmes, este personaje es de los más representativos en este sentido (y prometo hacer otra entrada sobre la pareja Holmes-Watson en un futuro cercano).

…¡Y además podemos pasar un buen rato recordando sus andanzas!


Por la imagen del blog ya veis que este personaje es el incomparable Sr. Spock, de la serie de televisión y de películas de “Star Trek” (mi colaborador me advierte que no se me ocurra confundir “Star Trek” con “Star Wars”). Espero que a muchos de vosotros os suene, si no es así os lo recomiendo… he de reconocer que yo ya me he vuelto también un poco friki del tema.

Spock y Sherlock Holmes, epítomes del mindfulness.

El Sr. Spock es comandante científico de la nave de exploración espacial “Enterprise”, en el siglo XXIII, bajo el mando del capitán James Kirk. Spock es de origen vulcano (en realidad de padre vulcano y madre terrestre) y como muchos quizás sabréis, los vulcanos se caracterizan por utilizar la lógica como herramienta fundamental y por una falta absoluta de emociones y sentimientos tal como los humanos los entendemos.


A lo largo de los episodios y películas, los personajes de “Star Trek” tienen muchas aventuras y situaciones a menudo extrañas. En esta entrada del blog veremos alguna de esas situaciones y cómo se comporta Spock frente a ellas.


Probablemente la cualidad que es más destacable en Spock y que me viene muy bien para ilustrar un punto importante del Mindfulness, es su capacidad para tener una mente siempre abierta, curiosa y no prejuzgar. Ya sabéis que la “definición de Mindfulness” de Jon Kabat-Zinn (“padre” del Mindfulness en Occidente), es algo así como “Prestar atención de manera intencional al momento presente, con apertura, sin juicios…”. Pues bien, esto es algo inherente a nuestro amigo Spock, y me gustaría traer aquí algunas de sus frases memorables que nos pueden servir de ejemplo.

Mindfulness: Prestar atención de manera intencional al momento presente, con apertura, sin juicios…

En el episodio 25 de la primera temporada (“El diablo en la oscuridad”), los tripulantes del Enterprise se encuentran con lo que parece una criatura rocosa muy peligrosa. La tripulación humana quiere iniciar rápidamente una acción de ataque al dejarse llevar por el primer impulso de prejuzgar a la criatura como una amenaza solo por su apariencia y primeras reacciones, ¿Os suena? Pero el Sr. Spock dice: “Es vida, capitán, pero no tal y como la conocemos”. Con ello Spock insiste en investigar y analizar antes de tomar una decisión con esa mente atenta y abierta, y no obedecer a ese primer impulso automático. Al final del episodio llegan a un entendimiento y comunicación con la criatura, que se demuestra que es pacífica. De este modo, consiguen enriquecerse mutuamente gracias a sus diferencias, cultivando la curiosidad y el entendimiento... ¡Qué suerte esto de ser vulcano!


Otro ejemplo lo tenemos cuando Spock advierte, en el episodio donde se encuentran con su archienemigo Khan, de que "La falta de datos siempre invita al peligro". Se trata una de nuestras más habituales reacciones automáticas. Me explico. Nuestro cerebro está programado básicamente para sobrevivir, no para hacernos felices o ampliar horizontes… Por eso, ante la falta de información, nuestro cerebro rellena con información previa, experiencias pasadas parecidas (o no tanto), pensamientos normalmente catastrofistas, y se fía de emociones que suelen traer sesgo negativo, todo ello, en teoría, para garantizar nuestra integridad física (o al menos eso creemos).

"La falta de datos siempre invita al peligro".

Los vulcanos, como Spock, poseen una atención fortalecida que les permite reconocer lo que realmente hay, y si falta información se hacen conscientes de ello y la buscan, no rellenan, imaginan o suponen, de esta forma mantienen una vez más la mente abierta y curiosa, buscando la respuesta lógica y proporcionada en vez de reaccionar de forma automática. Esto de ser de origen vulcano ayuda.

En el episodio “La telaraña Tholiana”, Spock afirma: "En los momentos críticos, algunas veces un hombre ve exactamente lo que desea ver". ¿Verdad que esto nos ocurre? Intentamos adaptar los hechos a lo que esperamos o queremos, somos maestros en construir una narrativa que justifica perfectamente lo que pensamos o lo que tememos, nuestras acciones y/o reacciones, en lugar de estar realmente abiertos a lo que pasa, a lo que hay, a entenderlo y aceptarlo tal y como llega, como paso previo a trabajar con ello.

"En los momentos críticos, algunas veces un hombre ve exactamente lo que desea ver".

En ese sentido también me parece aplastante esto que más de una vez Spock le ha dicho al capitán Kirk: “Jim, usted insiste en aplicar estándares humanos a culturas y entornos que no lo son”. ¿Por qué todo hemos interpretarlo y acomodarlo a nuestros propios supuestos, estándares y creencias? ¿No podemos tomar las cosas como vienen, tal como son? ¡Ufff, sigue siendo estupendo esto de los vulcanos!

Y otro punto importante: ¡cómo los vulcanos viven el momento presente! Lo hacen realmente, momento tras momento, sin dejarse distraer por una mente incansable o entrar en piloto automático como nos pasa tan a menudo a los humanos… ¡Mindfulness puro! 😊. En los incontables momentos de acción o situaciones desafiantes de la serie, Spock presta máxima atención a cada situación, a cada momento. No se deja distraer por errores suyos o de otros (bueno, Spock nunca comete errores…); no hay críticas ni quejas, solo está el aquí y el ahora. Si alguna vez habéis visto algún episodio, en esos momentos difíciles, Spock está siempre muy atento y centrado. Actúa con plena conciencia y sin miedo. Se concentra en el momento presente. Analiza, entiende, busca opciones...

"El ahora es lo que importa. Lo que ocurrió en el pasado ya no existe y lo que ocurrirá en el futuro aún no se ha escrito. Sólo tenemos el ahora".

Cuando Spock era joven, al inicio de su carrera en la Flota Estelar, en la nave “Discovery”, una inteligencia artificial, con conocimientos del pasado, el futuro y los viajes en el tiempo, amenaza a la humanidad. En la lucha contra ese ente, Spock aporta la frase decisiva que soluciona la situación: “El ahora es lo que importa. Lo que ocurrió en el pasado ya no existe y lo que ocurrirá en el futuro aún no se ha escrito. Sólo tenemos el ahora”. ¡No existe una declaración más acorde con el ideario del Mindfulness! ¡Genio y Figura!


Leyendo todo esto podemos pensar que Spock es perfecto, un magnífico compañero en el “Enterprise” y… la personificación del mindfulness. Bueno, ¡también tiene sus pegas! Sobre todo que ¡no es humano! O al menos, es sólo medio humano... empieza a no parecerme tanta suerte lo de ser vulcano…


Efectivamente, Spock debe cultivar otras cualidades importantes. A veces resulta un poco irritante. Cuando el doctor McCoy le pregunta, Spock dice: "¿Podría decir que no disfruto en absoluto sirviendo con humanos? Sus ilógicas e inútiles emociones son una irritación constante.". El doctor McCoy dice “Es usted un inhumano de sangre verde”. Spock dice “Gracias”. Bueno, quizás Spock debiera mejorar su inteligencia emocional…

Spock tiene que cultivar la inteligencia emocional.

En Spock no siempre encontramos la emoción, la pasión, el entusiasmo o el amor (bueno, no estoy muy segura, a veces Spock deja traslucir algún sentimiento muy sutilmente). Pero sí que encontramos, el afán de superación, la generosidad, el compañerismo… Todo ello junto es la vida misma, todo aquello que a veces puede parecer un problema, una debilidad, pero que muy al contrario nos hace humanos. ¡Qué suerte ser humanos!


Necesitamos trabajar, sí. Disciplinar y cuidar nuestra mente, entrenarla para ser capaces de acercarnos a esas cualidades que hemos visto en Spock. Pero también hemos de aceptar y amar nuestras imperfecciones y vulnerabilidades que constituyen nuestra humanidad y que nos unen, nos confortan y nos hacen mejores personas.

¡Bien por el Sr, Spock! Pero prefiero ser plenamente humana, disfrutar y vivir cada momento con todo lo que ello conlleva. ¿Cómo lo véis?


Un abrazo fuerte y ¡seguimos hablando!


Angela Larrubia Ansón - Mindfulness Vida y Salud

¡Únete al Blog y recibe nuestras noticias!

¡Gracias por unirte!