• Angela Larrubia

Vivir la Navidad plenamente

Navidad: sentimientos, emociones, experiencias. Vívelo plenamente con la ayuda del mindfulness.



¡Hola a todos!


Estos son mis mejores deseos para todos en esta Navidad: Vivirlas de verdad, intensamente, desde el corazón, con lo que quiera que traigan y sobre todo con paz y mucho amor…


¿Y qué pensarías si te dijera que un poco de mindfulness puede ser una ayuda perfecta para conseguirlo? Te ofrezco algunas pistas a continuación.


Si Mindfulness es estar realmente presente y consciente de todo lo que hay momento a momento, ya sean mis sensaciones corporales, mis pensamientos, mis emociones, el discurrir de mis relaciones con las personas, mis opiniones, mis juicios mis reacciones y las de los demás… ¡apreciando la inmensa riqueza de matices que trae cada instante!... pero eso sí, con una actitud de curiosidad, de apertura a lo que hay, de observación y reconsideración sin juicios previos, con calma y ecuanimidad, permitiendo que las cosas sean como son…

¿Qué mejor momento, que la Navidad, para experimentar plenamente con la ayuda del mindfulness

Entonces, ¿Qué mejor momento por tanto que la Navidad para experimentarlo plenamente? Estos días en que precisamente las emociones afloran, las relaciones con las personas se hacen especialmente patentes e intensas, con tanto que disfrutar y también tanto que recordar e incluso que extrañar. Momentos en los que probablemente sintamos tentación de echar cuentas en muchos sentidos, en los que aflora el cariño más intenso y también las grandes contradicciones. ¡Qué os voy a contar que no sepáis y ya hayáis vivido en otras ocasiones!


Pues sí, precisamente en estos momentos un poco de mindfulness…, de atención plena, de escucha, de amor, empatía y compasión… de sentido común, de parar para disfrutar, de respirar, de estar realmente en esa conversación, sentir de verdad ese abrazo, levantar esa copa con intención… deleitarse con ese exquisito bocado poco a poco, apreciando a quien lo preparó, despacio, sin prisa… hacer una pausa antes de decir esa palabra incómoda y quizá reconsiderar si es el momento… acariciar, bailar, amar, llorar, cuidar, recordar…. VIVIR DE VERDAD.


¡Este en mi deseo para todos en esta Navidad!: Vivirla plenamente.


Un beso fuertísimo y seguimos hablando.


Angela Larrubia Ansón - Mindfulness Vida y Salud

¡Únete al Blog y recibe nuestras noticias!

¡Gracias por unirte!